Cultura de Ucrania contra la cultura americana

Al igual que los grandes grupos mediáticos de EEUU, el Grupo Prisa, con el "columnista" José Ignacio Torreblanca, se suma al ataque contra Donald Trump, con un articulo plagado de mentiras y manipulaciones.

2016.03.19 14:56 lulydelmar1 Al igual que los grandes grupos mediáticos de EEUU, el Grupo Prisa, con el "columnista" José Ignacio Torreblanca, se suma al ataque contra Donald Trump, con un articulo plagado de mentiras y manipulaciones.

No seré yo quien defienda a Donald Trump, pero no estaría mal contar con algún experto en semiología para realizar un estudio sobre el discurso xenófobo, racista y fascista de Donald Trump que tan buenos resultados electorales le esta dando en las primarias en EEUU. Y quiero permitirme dar lugar a ciertas dudas sobre la autenticidad de ese discurso. Porque es tan extremo, son tan grandes las barbaridades que dice Donald Trump, que termina siendo casi una parodia de si mismo.
Tengo mis dudas sobre la autenticidad del discurso de Donald Trump, porque las campañas electorales en EEUU, los "discursos" de los aspirantes a la Casa Blanca son puro marketing. Donald Trump a diferencia de los demás candidatos, no necesita la financiación ni de bancos, ni de multinacionales, ni tener el respaldo de los medios masivos de comunicación para ganar una elección porque es un multimillonario. Pero alcanza para ser presidente en EEUU ser un multimillonario? La experiencia histórica en EEUU dice que no. Nunca un candidato independiente del sistema político y económico ha llegado a la Casa Blanca.
Y Trump lo sabe a la perfección y es por eso, que más allá de los millones, necesita de un discurso explosivo, insultante y a todas luces reprobable, para posicionarse y hacerse visible a través de la insensatez en su carrera presidencial.
Dicho esto Trump no es peor que Clinton, la reina del caos mundial y de la guerra, quien dijo en el 2015 que si ella fuera presidenta atacaría a Iran, al tiempo que Trump, criticó ferozmente la intervención de EEUU en Irak.
Aqui el artículo del Grupo Prisa, donde afirma que Trump supone una amenaza directa para las libertades de los estadounidenses y un riesgo global para todos los demás, como si en el EEUU de Obama, no se hubieran asesinado a cientos de afroamericanos en su "democracia", como si sus cárceles no estuvieran plagadas de pobres inmigrantes, como si no hubieran más de 40 millones de pobres, como si en el mundo, bajo su fuerza imperial, no se hubieran desatado las guerras de Libia, Siria, Ucrania y tantas otras poniendo en riesgo la seguridad de los europeos y del mundo.
Fascismo americano
Trump es la adaptación televisiva y empresarial del Ku Klux Klan al siglo XXI
Son dos términos que chirrían juntos. Y con razón, pues al contrario que muchos europeos, los estadounidenses carecen de memoria y de experiencia autoritaria. Es cierto que en su historia ha habido momentos de peligroso deslizamiento democrático (la histeria anticomunista de la época del senador McCarthy, el asesinato de Martin Luther King o las leyes de seguridad nacional aprobadas tras el 11-S son buenos ejemplos). Y no deja de ser cierto que para muchos europeos una gran parte de la derecha americana más radical, religiosa y conservadora se sitúa en el filo de lo que a este lado del Atlántico entendemos por democracia. Sin embargo, pese a esas anomalías, aquella cultura cívica que tanto impresionara a Tocqueville siempre ha terminado por hacer bascular al país hacia el modelo de sociedad abierta, democracia representativa y prensa libre que está en su ADN fundacional.
Por mucho que nos choquen Ted Cruz, Marco Rubio o el Tea Party, están dentro del sistema. Pero Trump es diferente. Trump representa un genuino autoritarismo americano, un tipo de autoritarismo que solo podría surgir en Estados Unidos, precisamente como reacción frontal y visceral contra lo que ese país es. Trump es la adaptación televisiva y empresarial del Ku Klux Klan al siglo XXI, una reacción histérico-fóbica de blancos a los que se les ha hecho creer que están acorralados y a punto de ser aniquilados y que, por tanto, deben pasar al ataque.
El sistema político estadounidense descansa sobre tres pilares: la igualdad ante la ley, la separación de poderes y la libertad religiosa. Sin esos elementos, Estados Unidos deja de ser Estados Unidos. Por esa razón, el descarado racismo de Trump (¿cuántos afroamericanos o latinos ven sus mítines?), su total desprecio por el Estado de derecho y el poder legislativo y la radical intolerancia que muestra hacia los musulmanes (también es antisemita, y misógino) dibujan un candidato que se sitúa claramente fuera de la democracia. La presidencia de Estados Unidos no es cualquier sitio: que la primera magistratura del mundo cayera en manos de alguien como Trump supone una amenaza directa para las libertades de los estadounidenses y un riesgo global para todos los demás.
submitted by lulydelmar1 to podemos [link] [comments]


2015.03.04 20:56 qryq VIENTOS DE GUERRA (y 2)

España, Adelantado a la Intervención
¿Y cuál es el papel de España en todo este tinglado? Dos elementos de primera magnitud elevan enormemente el nivel de riesgo para nosotros: las bases americanas y los actuales compromisos con la OTAN.
Por una parte, el Gobierno español ha autorizado el estacionamiento en la base de Morón de una fuerza de marines de despliegue rápido. Aunque formalmente establecido para su empleo en el continente africano, también estará disponible para intervenir como cabeza de puente en el extremo oriental en el Mediterráneo y, por tanto, en Ucrania. El uso de Morón para estos fines fueron ya autorizados por el gobierno del PP con carácter transitorio; ahora, se negocia, con discreción absoluta, la modificación del Convenio con los EEUU para ampliar esta autorización para hacerla permanente y con un contigente de hasta 3.000 soldados y sus medios aéreos de despliegue inmediato.
Por otra parte, el anterior gobierno del PSOE ya autorizó el estacionamiento en la base de Rota de cuatro destructores dotados con el sistema de combate AEGIS, que incluye lanzadores de misiles contra misiles balístico, también para operar en idénticos escenarios. La utilización de cualquiera de estos medios en una eventual operación contra Rusia colocaría a España como blanco inmediato de sus posibles represalias.
En cuanto a los compromisos con la OTAN, éstos incluyen: el Centro de Operaciones Aéreas Combinadas (CAOC) de Torrejón, como uno de los dos únicos puntos de control de operaciones aéreas en el territorio europeo; una plataforma de mando de operaciones marítimas a bordo del buque <> basado en Rota; y un centro de mando desplegables de operaciones terrestres con capacidad para dirigir las operaciones de un cuerpo de ejército. Estos dos últimos son activados cíclicamente, durante períodos de seis meses, cada tres años, como unidades de mando en lo que constituye la Fuerza de Reacción de la OTAN (<>, NRF), a la que se adscriben las fuerzas de cada país miembro haya decidido aportar en ese período.
Pero además, la OTAN está ahora inmerso en la puesta en marcha de lo que será su fuerza más letal: la <> (VJTF, fuerza de tarea conjunta de muy alta disponibilidad). Se trata de una fuerza autónoma de más de 5.000 efectivos, compuesta por elementos terrestres, aéreos y marítimos y de operaciones especiales, desplegable a cualquier teatro en el mundo en menos de dos días. Con un esquema de activación cíclico de tres años de duración, permitiría a la OTAN disponer de una fuerza de hasta tres brigadas multinacionales (la correspondiente al año en curso, más la del ciclo anterior y la que está en proceso de alistamiento para el siguiente) de despliegue inmediato.
Y lo más preocupante es que es precisamente España el país que va a inaugurar esta nueva modalidad de fuerza intervención inmediata, ya que fue designada la pasada cumbre de Gales para liderar su primera rotación con capacidad operativa certificada. Estos aportarán toda la estructura y el soporte del mando (el Cuartel General Terrestre de Alta Disponibilidad de Bétera), además del grueso de la fuerza (una brigada de unos 3.000 efectivos), a la que se sumarían batallones de otros países.
El objetivo declarado de esta fuerza es hacer acto de presencia inmediata en cualquiera de los países de la OTAN en el entorno de Ucrania (en los que se están habilitando las infraestructuras para acogerla), como respuesta a cualquier movimiento de tropas rusas a través de su frontera, que sería considerado una provocación. Obviamente, su despliegue puede orientarse en cualquier otra dirección, pero es Ucrania la que está en el punto de mira. Y las denuncias de supuestos movimientos de tropas rusas en el Donbass son reiteradamente aireados en los medios de persuasión como un dogma de fe. En consecuencia, solo hace falta <> para disparar su actuación fulminante.
Pero ello no sería más que una reacción inmediata; a continuación sería desplegada la Fuerza de Reacción de la OTAN que se encuentra activada. Esto supone trasladar al teatro de operaciones hasta 35.000 efectivos en una semana.
El concepto será aprobasdo en otoño de este año durante las maniobras <>. En él participarán fuerzas de tierra, mar y aire y la mayoría de los movimientos serán efectuados alrededor del estrecho de Gibraltar. El despliegue de tropas terrestres será principalmente en territorio español, que aporta el grueso de las fuerza como país anfitrión. Pero es que además, este ejercicio está diseñado para certificar la capacidad operativa de la primera VJTF, con su estructura de mando y todas las fuerzas comprometidas, que quedarían alistadas durante todo el año 2016.
De manera que en un plazo de un tiempo muy breve, nuestro gobierno, con la colaboración del PSOE, ha conseguido colocar a nuestro país como los campeones al servicio del imperio. No solo se le brindan condiciones óptimas de utilización de las bases a los EEUU, sino que nos meten de lleno en un dispositivo de la OTAN que compromete muy seriamente la paz en Europa. La conveniencia de la opción por España se hace evidente si se piensa en la enorme dependencia del gas natural ruso de los países centrales, a quienes no interesa, en consecuencia, aparecer en vanguardia en esta escalada.
Los Riesgos y las Consecuencias; por una Cultura de la Paz
La apuesta, ahora, es muy arriesgada: ya no se trata de un conflicto que puede mantener circunscrito al ámbito de la periferia, en la que la capacidad de represalias sobre la retaguardia es limitada. La deseada (por los EEUU) escalada puede traernos el conflicto a las puertas de casa. No es que eso haga la intervencion aquí más o menos moralmente justificable que en la periferia, se trata simplemente, de que nos convierte en cómplices de un proceso en el que no tenemos nada que ganar y mucho que perder.
El pueblo español no puede permanecer impasible ante una escalada bélica de imprevisibles consecuencias, que está siendo alimentada desde los sectores más duros del imperialismo dirigido desde los EEUU y al que el gobierno español se presta obsequiosamente sin rechistar. Causa bochorno contemplar, por ejemplo, la tibieza de la respuesta de nuestro ministro de Exteriores ante el ataque de Israel, el principal aliado de los EEUU, al puesto de control en la frontera con Líbano, en la que perdió la vida un cabo español ¿Puede alguien imaginarse la respuesta si los disparos los hubiera hecho Hezbolá?
De manera que nuestro gobierno se empeña en arrastrarnos por la peligrosa pendiente de la guerra de la manera más oscurantista y con el respaldo interesado de los medios de persuasión. Es hora ya de decir basta, recuperando la honrosa tradición de oposición a la OTAN de hace tres décadas y a la participaciñon de la guerra de Irak hace tres lustros. Es preciso y urgente recuperar esa potente y digna contestación a la guerra y a la OTAN y alimentar con entusiasmo una auténtica cultura de la paz de base popular, frente a la cultura de la guerra de las oligraquías.
Manuel Pardo de Donlebún Montesino, Capitaán de Navío de la Armada, en la Reserva.
submitted by qryq to podemos [link] [comments]